29 de noviembre de 2009

The Damned United. Cuando el fútbol era cosa de hombres







1) Afiche de la película The Damned United, que
narra parte de la vida del DT inglés Brian Clough.


2) A la izquierda, el Brian Clough real. Al lado, el Clough que aparece
en la película, interpretado por Michael Sheen (el mismo de
Nixon/Frost).

***********************************************

"Si Dios hubiera querido que el fútbol se jugara en
las nubes, no habría puesto hierba en el suelo"
(
Brian Clough, director técnico inglés).

***********************************************

En algún momento y en alguna parte de este intento de blog escribí que sus contenidos estarían referidos mayormente a asuntos fobalísticos, aunque no sería ésta la única temática que se abordaría. Tímidamente, insinué que también habría lugar para otras cosas, como cine, libros, música, otros deportes, y lo que fuera surgiendo. Finalmente, hoy me he decidido a escribir de cine. Pero como la cabra tira al monte, la película en cuestión trata, como no, de fútbol.

Dicho esto, haré algunos apuntes sobre The Damned United, película que narra buena parte de la vida deportiva del legendario director técnico inglés Brian Clough y que pasó sin pena ni gloria hace unos meses por los cines españoles (cuando la fui a ver, era el único en la inmensa sala). La cinta, dirigida por Tom Hooper, se centra en los humildes inicios de Clough, un ex delantero reconvertido en DT que inicia su carrera en los banquillos dirigiendo al Derby County, por entonces un más que modesto equipo de la segunda división inglesa.

A diferencia de lo que suele ocurrir con las películas “de fútbol”, que la más de las veces fallan estrepitosamente a la hora de retratar el espíritu del juego, de lo que hacen y viven sus protagonistas, The Damned United tiene sus principales logros justamente en la verosimilitud que transmite en estos puntos.

Ambientada en los años 60 y 70, refleja la ambición desmedida de Clough por ser alguien en el fútbol (es fundamental la relación de amor-odio que establece Clough con el también legendario técnico Don Revie, auténtica leyenda por entonces entre los preparadores británicos) así como unas maneras de ser, entender y vivir este deporte que tal vez se hayan perdido para siempre. Al menos en lo que al fútbol profesional se refiere.

El fútbol y los futbolistas que muestra la película son de cuando el balompié todavía era una cosa de hombres. Una época en que un futbolista era igual de fiero, rudo e iletrado que un estibador del puerto; días en los que los jugadores acumulaban en la piel cicatrices y magulladuras varias (auténticas marcas de guerra) y no artísticos tatuajes de vírgenes e ideogramas chinos y árabes como ocurre en la actualidad.

A diferencia de lo que sucede hoy día, en aquel entonces los futbolistas no ocupaban su tiempo en depilarse cejas y piernas, y mucho menos en teñirse el pelo y echarse perfume para salir al campo de juego. En aquellos años para que uno se quejara al árbitro antes tenían prácticamente que haberle arrancado la mandíbula. En cambio hoy si a un futbolista le quitan la vincha o lo despeinan, el damnificado rápidamente sale corriendo detrás del árbitro chillando como si hubieran intentado violarle.
Aquel era un tiempo en que la delación dentro del campo todavía era algo censurable y no un mérito.

Viendo The Damned United uno no puede evitar sentir nostalgia. Y, en mi caso al menos, no puedo evitar sentir cierta impotencia: ¡cómo me hubiera gustado ver a Cristiano Ronaldo y a Gago sufrir el rigor de los marcadores de entonces! ¡Hubieran renunciado al segundo partido para dedicarse a jugar a las muñecas el resto de sus vidas!

Aunque no es una joya, la película vale la pena. Muestra la ambición de Clough, su dedicación por entero al fútbol, su obsesión total. Un tipo que pensaba, hablaba y transpiraba fútbol a todas horas (y que bebía como un cosaco, todo hay que decirlo). Pero además era una rara avis para su tiempo y entorno: sus obsesiones eran el fútbol de ataque y el buen juego; el fútbol jugado con buen gusto y con el balón a ras del piso. No por casualidad una de sus frases más celebres es la siguiente: "Si Dios hubiera querido que el fútbol se jugara en las nubes, no habría puesto hierba en el suelo".

En eso, podemos decir que era de la misma familia del Loco Bielsa y Pep Guardiola, dos de las figuras más admiradas en esta humilde casa.

The Damned United muestra el fulgurante ascenso de Clough y su igualmente poderosa (aunque por suerte no definitiva) caída. Impagable ese momento en que dirigiendo al Derby County en segunda división, le toca recibir de local al todopoderoso Leeds United (el Manchester United de la época) en partido correspondiente a la F.A. Cup (similar a la Copa del Rey española). Clough, hasta ese momento ferviente admirador del DT del Leeds, Don Revie, y consciente de que todo el país centraría al menos por una vez los ojos en el modestísimo Derby County, se encarga él mismo de dirigir las obras de mejora en la cancha y en las instalaciones del club para recibir al poderoso equipo rival.

En la película, en lo que no sé si es una reproducción tal cual de lo que ocurrió en la vida real o una simple licencia del guionista, Clough aparece el día del partido colocando en el vestuario visitante, en el lugar correspondiente a cada jugador, una toalla recién lavada, una naranja y un cenicero: entonces se suponía que todos los futbolistas fumaban y eso no constituía problema alguno. El zeitgeist de aquellos días era muy diferente al actual.

Aunque en términos reales no ha pasado tanto tiempo, los años de Clough en el Derby County constituyen la prehistoria si lo comparamos con el hiperprofesionalizado fútbol actual en el que los futbolistas son atletas millonarios que se asemejan más a las estrellas del cine y el pop que a los duros marineros, como ocurría antaño.

Al infinito y más allá

Bajo las órdenes de Brian Clough, el Derby County consiguió subir a primera división y el mismo año de su ascenso logró el campeonato derrotando al poderoso Leeds United. Brian Clough alcanzó la gloria y fue elegido seguidamente por el mismísimo Leeds para reemplazar a Don Revie cuando este fue nombrado seleccionador de Inglaterra. Lo de Clough en el Leeds fue desastroso: duró apenas 44 días. Los futbolistas le hicieron una cama en toda regla y Clough fue despedido. Volvió al fútbol de ascenso y empezó nuevamente de cero.

Todo esto se muestra en la película. Pero de manera inexplicable, el film no se explaya en la posterior y todavía más gloriosa trayectoria de Clough: dirigiendo al Nottingham Forest consiguió ascenderlo a primera división y lograr nada menos que un campeonato de la Liga inglesa y dos Copas de Europa (hoy conocida como Champions League). Hasta la fecha, el Forest sigue siendo el único equipo que tiene más Copas de Europa ganadas que ligas locales.

En la película tampoco se cuenta que Clough, además de ser alcohólico, amante del fútbol espectáculo y un punto excéntrico, era también un comprometido hombre de izquierdas. Secundó varias huelgas no solo de palabra, sino que participó en persona en varias manifestaciones contra el gobierno de Margaret Tatcher por los despidos masivos que se realizaron en numerosas fábricas durante el mandato de la Dama de Hierro. Clough llegó incluso a donar parte de su sueldo para beneficio de los trabajadores en paro.

No sabemos si el director Tom Hooper no contó todo esto porque no lo encontró lo suficientemente relevante o porque decidió guardarse esa parte de la historia para una segunda película. Pero lo cierto es que en Hollywood no hubieran desperdiciado semejante material para filmar una de esas biopic que tanto gustan en la industria cinematográfica estadounidense.

Para saber más acerca de Mister Brian Clough y disfrutar leyendo, aquí tienen un texto al respecto firmado por el gran Enric González, otra de las debilidades de la casa.

Y por una vez, siempre y cuando no la consigan en su video club, voy a alentar la piratería: bájense la película, seguro que la van a disfrutar.


Ficha de la película:
Click aquí para trailer en español.
Click aquí para trailer en inglés.
Click aquí para ir a la web oficial.

The Damned United

Año: 2009.
Duración: 97 min.
Director: Tom Hooper.
Guión: Peter Morgan (Novela: David Peace).
Música: Robert Lane.
Fotografía: Ben Smithard.
Reparto: Michael Sheen, Jim Broadbent, Timothy Spall, Joseph Dempsie, Stephen Graham, Colm Meaney, Maurice Roëves, John Savage, Keiran Waite.
Productora: BBC Films / Left Bank Pictures / Screen Yorkshire.

1 comentario:

  1. Comparto el comentario la pelicula es muy buena

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario o sugerencia: